Páginas vistas en total

viernes, 15 de mayo de 2015

LA BOCA DE UN AGUJERO DE GUSANO EN LAS BERMUDAS




Mi musa para investigar acerca de los agujeros fue la película Interestelar, la cual recomiendo ver. Ahondando en la descripción de los agujeros de gusano, mi cabeza me llevo a un lugar que conozco pero no a fondo, El triangulo de los bermudas. Después de empaparme sobre lo que es y el comportamiento de los agujeros de gusano no pude evitar pensar que el triangulo de las bermudas, ubicado entre el paralelo 26-28 puede ser la boca de un agujero de gusano.

 

Esta idea fue tomando forma, cuando escuche el relato de una de las personas que vivieron un momento de desviación mientras sobrevolaban este sitio.  En 1970 el piloto Brus Gernon acompañado de su padre y un socio, iban volando de las Bermudas a Florida cuando reportó que estaba viendo una extraña nube delante de su avión, entonces a medida que se acercaba, Gernon afirma que, la nube formo un hueco como el de una rosquilla o vórtice.
 Sus palabras para describir los sucedido hacen pensar en el concepto de agujero de gusano: “Al principio el túnel era enorme pero después empezó disminuir rápidamente y cuando entre al túnel paso algo increíble, al instante se formaron una líneas y parecía que estuviera mirando por el cañón de un rifle,  porque las líneas se arremolinaron lentamente en contra de las agujas del reloj y me tope con una electricidad intensa, parecían luces intermitentes, y lo único que podía ver era una extraña niebla grisácea y amarillenta, yo le llamo niebla electrónica, luego me di cuenta que mis instrumentos estaban funcionando mal” 

Gernon dice que cuando finalmente salió del túnel  llamo por radio al control de tráfico aéreo de Miami pero no encontraban su avión en la pantalla del radar.  Solo a los 3 minutos después, el controlador de radar le respondió por radio todo emocionado que le había identificado sobre Miami,  el no se lo podía creer porque a penas había volado 33 minutos, cuando debió ser 1 hora y 3 minutos

 La discrepancia de tiempo y ubicación en la experiencia de Gernon nos lleva a la Teoría General de relatividad, aplicando el principio de Einstein sobre el espacio y el uso de una fuerza gravitacional, es posible que las naves obtengan una carga de energía mayor en lugares como El triangulo de las Bermudas que les permiten un impulso descomunal alcanzando velocidad warp similar a la de la luz.

Ingenuamente pensé que era la única que tenia esta idea descabellada,  pero indagando encontré el trabajo de Michael Preinsiger, doctor alemán en historia por la universidad de Colonia.

En 1995 este historiador experto en buceo fue enviado por su empresa para trabajar por un periodo de seis meses en Nassau, Bahamas. Sus clientes  alemanas eras las compañías de viajes Inter Airlines and Aeroplane. La tarea que le encomendaron consistía en desarrollar programas turísticos para buceadores.

En este tiempo tuvo la oportunidad registrar la ubicación exacta de las desviaciones en los campos magnéticos de la costa de las Bahamas.
Lo primero que hizo este historiador fue conocer el triangulo de las bermudas para así realizar una descripción lógica del área.

Las Bermudas se extienden hasta el extremo sur de Florida, pasando las Bahamas y Puerto Rico, su ubicación exacta está entre el paralelo 26-28.

A partir de la década de 1950 muchos busques y aviones han desaparecido en esta zona, la razón puede encontrarse en la inestable condición climática que afecta el área, Varios devastadores huracanes han pasado por este lugar en los últimos 30 años, un ejemplo de esto fue el huracán Andrew, fenómeno natural que devasto Las Bermudas causando números daños.

Durante el otoño e invierno, las alarmas de tormenta se disparan una vez que se llega al Triángulo de las Bermudas, porque el agua muy cálida en esa área, contribuye al desarrollo de las tempestades con gran rapidez y, a veces sin previo aviso.

La leyenda del Triángulo de las Bermudas comenzó en la época de Cristóbal Colon quien en su cuaderno de bitácora describió problemas con el compás, visión de luces y fenómenos extraños en el lugar, todo esto, días antes de conquistar América.

Aquí os dejo algunos relatos de Cristóbal Colon:

Lunes, 17 de septiembre 1492
Tomaron los pilotos el Norte marcándolo, y hallaron que las agujas noroesteaban una gran cuarta, y temían los marineros y estaban penados y no decían de qué. El almirante; mandó  que tornasen a marcar el Norte en amaneciendo, y hallaron que estaban buenas las agujas. La causa fue porque la estrella que parece hace movimiento, y no las agujas.

 ¿Que parece una estrella? ¿Hace movimiento? ... ¿Un OVNI los seguía?

La segunda luz extraña Colón informó en el Diario que fue visto el Jueves, 11 de octubre 1492, que literalmente fue sólo cuatro horas antes de que Colón y sus naves encontraran las primeras tierras de América:
“Después del sol puesto, navegó a su primer camino, al Oeste, andarían 12 millas cada hora, y hasta 2 horas después de medianoche andarían 22 millas, que son 22 leguas y media. Y porque la carabela Pinta era la más velera e iba delante del Almirante, halló tierra e hizo las señas que el Almirante había mandado. Esta tierra vio primero un marinero que se decía Rodrigo de Triana; puesto que el Almirante, a las diez de la noche, estando en el castillo de popa, vio lumbre, aunque fue cosa tan cerrada que no quiso afirmar que fuese tierra” (…) “después de que el Almirante lo dijo, se vio una vez o dos, y era como una vela de cera que se alzaba y levantaba, lo cual a pocos parecía ser indicio de tierra”.


En los meses de junio y octubre del año 1500 durante el apogeo comercial entre América y España hubo una fuerte temporada de huracanes en el Océano Atlántico, muchos barcos, cargados de oro y joyas de España, fueron rumbo al Triángulo de las Bermudas, y nunca regresaron, o llegaban a España gravemente mutilados por las terribles tormentas, y la gente en los barcos afirmo que habían sido atacados por monstruos marinos.

Con el tiempo la explicación científica que se le dio a estos relatos fue el hecho que los capitanes y las embarcaciones no tenían idea de lo poderosos que podían ser los huracanes, o lo rápido que podían desarrollarse las tormentas.

Conforme el tiempo fue pasando la tecnología mejoró, dando paso a radares avanzados, aviones de reconocimiento, y otros métodos de observación, los huracanes y otras tormentas eran más detectables y predecibles, es decir, las naves podían evitarlos antes de meterse en problemas.

A pesar de estos adelantos en 1945 se registró en esta zona 100 desapariciones de aviones y más de 1000 vidas perdidas. Cinco bombarderos de EEUU, tras solo dos horas de vuelo desaparecieron, se envió un avión de rescate y también desapareció. Los críticos  echaron la culpa a la piratería marítima y al mal tiempo pero no se han recuperado cuerpos o restos.

El fondo marino de las Bermudas está lleno de grandes trincheras oceánicas de hasta siete kilómetros de profundidad, violentas tormentas, huracanes, o impredecibles y enormes olas tipo maremoto, generadas por terremotos subterráneos, curiosas lecturas de doble fondo, y brillantes rayas de peces o minerales luminosos.

El Dr. Preisinger narra dos desapariciones en las Bermudas que delatan características de alteración del tiempo y espacio, motivos contundentes para suponer que es posible que las Bermudas contengan una boca de un agujero de gusano:

Vuelo 19

El Teniente Charles Taylor fue el líder de la patrulla del Vuelo 19. Él era el único piloto con experiencia en el vuelo. El lideraba el vuelo, y también tenía una resaca. Por lo tanto, cuando la brújula se apagó, pensó que iba a volar por "pilotaje", y "cálculo ciego". Más tarde, le pareció ver los Cayos de Florida, pero en realidad era una isla de las Bahamas.

Así, entonces, voló hacia el norte. Llovía, y después de una hora, decidió volar hacia el este. Creyó estar volando por encima del Golfo de México, pero que se dirigían hacia una parte muy profunda del Océano Atlántico. Taylor también se negó a cambiar hacia el canal de radio de emergencia. Ya, por ese tiempo la lluvia se había convertido en una gran tormenta.

Los aviones podían flotar durante dos minutos, de tener un aterrizaje perfecto. Incluso se hubieran podido salir de los aviones, pero eso es sólo si el mar hubiera estado en calma. El Vuelo 19 probablemente se hundió en la plataforma continental, que tiene miles de metros de profundidad. Es muy difícil encontrar algo en la que esas aguas.
 

Vuelo National Airlines 727

Por ejemplo, un vuelo de pasajeros National Airlines 727 desapareció de los radares en el Aeropuerto Internacional de Miami durante 10 minutos. A su llegada, el equipo negó que algo extraño les hubiese sucedido, excepto que habían volado a través de una niebla de luz durante 10 minutos.

Todos los relojes en el avión estaban diez minutos retrasados, a pesar de que los habían igualado en un control de la hora con el aeropuerto poco antes de su desaparición. Varios otros pilotos relataron experiencias de ganar tiempo imposible después de volar a través de las repentinas brumas.

Lo que, por supuesto, da lugar a otras explicaciones, y unas que podrían explicar mejor el misterio del Triángulo de las Bermudas, incluso si van en contra de las leyes naturales de la física. Una sería la de un campo aberrante de energía que crea deformaciones tiempo o el espacio.

Otro caso que refuerza esta teoría es la de una piloto menos afortunada llamada Carolyn Casico y sus pasajeros. Carolyn, una piloto con licencia, tomó un vuelo charter a Turk Island, en el triángulo de las Bermudas. Mientras se acercaba a la isla, el personal de tierra la vio dando vueltas sin rumbo fijo.

El administrador del aeropuerto no recibió ninguna respuesta al contacto de radio, cuando escuchó sus palabras de intercambio con sus pasajeros.
".. No lo puedo entender esto debería ser Grand Turk, pero no hay nada allí. Es el lugar correcto en el mapa, la forma es correcta, pero esta isla parece deshabitada - no hay edificios... caminos... nada". Después de unos cuantos círculos más, se volvió y se alejó volando. Nunca más se supo nada de Carolyn o de sus pasajeros...


La zona que estamos relatando  fue considerada con el nombre "Triángulo de las Bermudas" en 1964, cuando fue expuesto  "El Mortal Triángulo de las Bermudas", un artículo en la revista Argosy por Vincent H. Gaddis.

Algunos eruditos creen que los fenómenos que suceden en el Triángulo de las Bermudas son producidos por la Perdida Ciudad de Atlántida, hundida miles de metros bajo la superficie del agua. El estado avanzado de Atlántida en el momento de la inmersión, se basó en el poder de los cristales de energía. Es posible que estos cristales se encuentren todavía en el fondo del océano, en un estado poco alterado, enviando rayos de energía que, o bien confunden a la instrumentación de los vehículos, o los desintegra a todos juntos.

Por último, muchos creen que el Triángulo de las Bermudas es un campo de energía hecho por el hombre con tecnologías basadas en Tesla.

Os dejo con la realización del trabajo del doctor Preisinger, creo que al ser historiador y periodista, narra muy bien su trabajo sin necesidad de que nadie lo divulgue mejor que él. Por cierto yo me apunto a la idea descabellada que plantea el doctor, al final de su trabajo.

Dr. Preisinger:

En el curso de mi trabajo, escuché persistentes reportes de personas en barcos que habían sufrido repentinas desviaciones en sus lecturas de brújula que los habían sacado totalmente de su curso. Mi curiosidad como historiador sacó lo mejor de mí (y, además, haría una inusual experiencia de buceo): decidí buscar anomalías del campo magnético en los lugares donde habían sido observadas las desviaciones, y tratar de traer de vuelta las cifras exactas de esas desviaciones.

Basado en las historias que había escuchado, elegí más de media docena de puntos para bucear:
·     Hotel Fish, Cayo Lyford y Agujero Blanco, cerca de Nassau
·     Agujero Azul Perdido, a una hora en barco desde Nassau
·     Arrecifes Dogleg, a una hora en barco de Marathon, en los Cayos de Florida
·     la "pared Atlántida", cerca de Bimini
·     Tren Hundido, cerca de Eluthera

     

En el curso de mi trabajo, escuché persistentes reportes de personas en barcos que habían sufrido repentinas desviaciones en sus lecturas de brújula que los habían sacado totalmente de su curso. Mi curiosidad como historiador sacó lo mejor de mí (y, además, haría una inusual experiencia de buceo): decidí buscar anomalías del campo magnético en los lugares donde habían sido observadas las desviaciones, y tratar de traer de vuelta las cifras exactas de esas desviaciones.

Basado en las historias que había escuchado, elegí más de media docena de puntos para bucear:
·     Hotel Fish, Cayo Lyford y Agujero Blanco, cerca de Nassau
·     Agujero Azul Perdido, a una hora en barco desde Nassau
·     Arrecifes Dogleg, a una hora en barco de Marathon, en los Cayos de Florida
·     la "pared Atlántida", cerca de Bimini
·     Tren Hundido, cerca de Eluthera
 


Dos compañeros buceadores Al Miller , un norteamericano, y Joel Green, un jamaicano, me acompañaron en estas expediciones.

En el transcurso de varias semanas, hemos llevado a cabo de una hasta siete inmersiones por semana, dependiendo del tiempo que tuviéramos disponible.

Vestidos con nuestro equipo de buceo, y solos o en parejas, nos sumergimos en cada lugar varias veces, por lo general descendiendo a una profundidad de no más de una docena de metros. Las inmersiones duraban de 60 a 75 minutos, a veces nos las hacíamos desde inflables baratos, y otras veces desde barcos de alquiler.

Encontramos clara evidencia de desviaciones en cuatro ubicaciones:
·     Hotel Fish, Cayo Lyford, Agujero Blanco, cerca de Nassau
·     Dogleg Reef, cerca de Maratón, en el sur de Florida
En el curso de nuestras inmersiones, se registraron cifras precisas de las lecturas de la brújula comparadas a lo que normalmente deberían haber sido.

Durante los siguientes meses, comuniqué estas cifras a un número de físicos de todo el mundo. Uno de ellos me dijo que tales anomalías del campo magnético podrían ser causadas por una breve aparición de micro-agujeros de gusano. No podían pensar en ninguna otra explicación de las desviaciones.

El Prof. John Wheeler, de la Universidad de Princeton, en Princeton, Nueva Jersey, ha dado el nombre de "agujero de gusano" a lo que él cree que pueden ser "túneles de tránsito" entre las distintas dimensiones de la realidad.

Según Wheeler, estos agujeros de gusano pueden ser sólo un giga-fracción de una pulgada cuadrada de tamaño, el número uno precedido de 33 ceros, precedido por un punto decimal. Wheeler dice que estos mini agujeros negros, parpadeando constantemente dentro y fuera de la geometría del espacio, se cree que son restos de "materia virtual", es decir, que pueden existir por un tiempo limitado.

Sus contrapartes, los llamados mini-agujeros blancos - son anti-materia virtual. Siempre que estos dos tipos de materia virtual se construyen en alguna medida, inmediatamente se destruyen a sí mismos. Wheeler no puede ofrecer ninguna explicación de por qué los mini-agujeros aparecen, desaparecen, y luego reaparecen

En cuanto a mis lecturas del campo magnético anómalo, aquí hay algunas respuestas típicas, de algunos de los científicos - por lo general físicos cuánticos - con quienes yo hablé:

·     El Dr. Werner Muller, físico de Karlruhe, Alemania, en una entrevista telefónica de 1995: "De acuerdo con las cifras que proporciona y el hecho de que ninguna fuente natural se encuentra en el fondo del mar, sólo quedan las teorías de la física cuántica para explicar el fenómeno”.
 
·     El Profesor Tsung-Min Gung físico de Tokio, Japón, 1995 en una entrevista telefónica: "Si las teorías de las conexiones inter-dimensionales no están completamente equivocadas y pueden desarrollarse de la forma en que se espera, la fuerte interdependencia con la gravitación y el campo magnético de la tierra puede ser una manera de rastrearlas".
 
·     Grazyna Fosar , físico de Berlín, Alemania, en un debate radiofónico conmigo en 1997: "Desde el punto de vista físico, las puertas al hiperespacio pueden ser la única explicación razonable para estos misteriosos campos de desviación."

Estos sorprendentes resultados me llevaron a investigar, tímidamente al principio, luego con creciente interés, algunos de los otros fenómenos relacionados con el "Triángulo de las Bermudas" en el área de las Bahamas.

Yo sabía que la teoría de las desviaciones de la brújula como siendo causadas por "puertas estelares - stargates" se podía rastrear de alguna manera (aunque, hasta donde yo sabía, yo era el primero en salir con cualquier cifra), me dijeron que las ahora muy altas incidencias de avistamientos de ovnis en el archipiélago de las Bahamas habían sido asociadas, por algunos investigadores, con estos portales estelares.

Me dijeron además que muchos de los avistamientos tuvieron lugar cerca del Centro de Evaluación y Ensayos de Prueba Submarinos del Atlántico (AUTEC), la base naval estadounidense en la isla de Andros, Bahamas, y que algunos investigadores creyeron AUTEC podría ser un "Area 51" submarina -. Un lugar donde se realizaban investigaciones secretas sobre los ovnis llevadas a cabo por parte del gobierno estadounidense, y que, de vez en cuando, incluso eran visitados por ovnis,

Decidí, como historiador, tratar de llegar al fondo de estas extraordinarias especulaciones.

El Centro de Evaluación y pruebas Submarinas del Atlántico (AUTEC) posee recursos únicos, incluyendo una cordillera submarina de pruebas e investigación de equipo acústico. Está ubicada a 177 millas al sureste de West Palm Beach, Florida, en la isla de Andros y la Lengua del Océano, en Bahamas.

El acceso a las instalaciones de pruebas de AUTEC en la isla de Andros, que debe ser obtenida de antemano - sólo cubre una milla cuadrada en tierra, pero comprende 1,670 millas cuadradas de los alrededores del Caribe. Esta área del océano es una empinada ensenada de aguas profundas de 100 millas de largo y 20 kilómetros de ancho, con profundidades que varían entre 700 brazas en el "borde", hasta 1,100 brazas (más de una milla) en el extremo norte.

A todas luces, se trata de una inmensa cantidad de espacio bajo el agua.

Aprendí de más de una fuente que la base de Andros tiene un calibre de seguridad de ultra-alto secreto. He aquí una ilustración. En 1997, un grupo de cazadores de patos - que, ciertamente, habían pasado de largo una señal de ÁREA PROHIBIDA a menos de una milla de la base - se encontraron de repente frente a una pared inusualmente gruesa de follaje. En ese preciso momento, que fueron tirados de sus pies y puestos de cara al suelo.

Los desventurados cazadores de patos descubrieron rápidamente que el follaje estaba compuesto de marineros vestidos de pasado camuflaje, y que otros marineros, saltando fuera del follaje detrás de ellos, los habían lanzado al suelo. Llevados a una tienda cercana, que fueron interrogados por un coronel durante horas, hasta estar seguros de que serían metidos a la cárcel.

Entonces, de repente, el oficial los liberó, declarando:

"Creo su historia".

En las aguas de la isla de Andros, han sido vistas, de vez en cuando, extrañas naves que no sólo se asemejan a los OVNIs, sino que muestran la misma increíble rapidez de movimiento y ejecutando las mismas cerradísimas vueltas.

Un empresario vienés me dijo que, una vez, cuando andaba navegando con su yate en la costa de Andros, divisó, a dos millas de distancia, (era un día muy claro), en las aguas a más de un kilómetro y medio de profundidad, un objeto inmóvil que él pensaba, era una ballena. Al acercarse casi media milla del objeto - que estaba ahora brillando extrañamente - el navegante del yate observó que era una especie de nave de diseño ultramoderno fabricada por el hombre.

De repente, el aparato despegó en dirección sur, a una velocidad que mi reportante describió como una "velocidad lunática." Aceleró a lo largo de la superficie del agua. Luego, abruptamente desapareció debajo de las olas, para no ser visto nuevamente.


Las teorías de la conspiración y la supresión hablan de una creciente y muy oscura naturaleza en torno al tema de AUTEC como un "Área 51 bajo el agua", tal como han sido el tema en torno a la verdadera "Área 51".

He aquí un ejemplo, que me dio un reportante a quien entrevisté en noviembre de 1998, en la sede de la NASA en Cabo Kennedy, Florida.

Un respetado buzo británico de clase mundial, Rob Palmer, quien había sido director de un centro de investigación de "agujeros azules" en las Bahamas durante varios años, me contó que había fallado en alcanzar la superficie tras una inmersión en el Mar Rojo, en Israel, a mediados de julio de 1997, y que fue dado por muerto.

Los agujeros azules son pequeñas cuevas submarinas formadas, al parecer, desde dentro, se encuentran predominantemente en el área del archipiélago de las Bahamas. Creo que es posible que los agujeros azules, tal vez, se hayan formado por la entrada y salida de la existencia de micro-agujeros de gusano.

Rob Palmer, al parecer, había entretenido una teoría más o menos análoga. Además, creía que los agujeros azules podrían ser los puntos de tránsito de los ovnis que llegan aquí desde otras dimensiones, y sus investigaciones le llevaban cada vez más cerca a la base de AUTEC en la isla de Andros, donde hay una proliferación muy grande de agujeros azules.

Mi reportante me dijo que había un rumor de que Palmer podría haber sido asesinado por funcionarios de AUTEC, probablemente porque sabía demasiado, y, posiblemente, por una sugerencia post-hipnótica que le llevó a quitarse la vida mientras se encontraba bajo las aguas del Mar Rojo.

  Mi atención, sin embargo, sigue regresando a las ‘puertas estelares bajo el agua del Caribe’,    
  que he descubierto con mis amigos Al Miller y Green Joel. Sigo preguntándome cuál podría
  ser el siguiente paso en la investigación de estas "puertas estelares".

Tengo una propuesta. Sería interesante tratar de realmente entrar en una de estas "puertas estelares", excepto que suelen ser microscópicas a un grado extremo, y tienden a fluctuar dentro y fuera de la existencia.

Por lo tanto, me gustaría sugerir que algunos psíquicos descendieran a los sitios de algunas de estas anomalías bajo el agua, tal vez a aquellos cerca de Nassau, que son poco profundos, y que no están lejos de la costa, y ni lejos de la capital de Bahamas, lo que podría hacer un excelente anfitrión para que la prensa mundial tuviera la tentación de asistir a esta inusual,
"Amerizaje bajo el agua en el Stargate del Caribe".


No es casualidad que muchos buques, especialmente antes de la década de 1950 se hayan hundido en esa zona.

La razón puede encontrarse en los patrones climáticos que afectan el área. Un ejemplo perfecto de las condiciones meteorológicas inestables en esa zona llegó en forma del huracán Andrew. Este devastador huracán pasó por el corazón del Triángulo de las Bermudas, y causó una increíble cantidad de daño en el extremo norte Bahamas, y también en el sur de Florida.

Muchos otros devastadores huracanes han pasado por esta área durante los últimos 30 años, y han causado el hundimiento de varias naves, incluso en tiempos modernos.

Los sistemas de tormentas saliendo de los Estados Unidos por lo general se fortalecen en el Triángulo de las Bermudas durante el otoño y el invierno, porque el agua muy cálida en esa área contribuye al desarrollo de las tormentas con gran rapidez y, a veces sin previo aviso.

La leyenda del Triángulo de las Bermudas en realidad comenzó en el año 1500 durante el apogeo de la negociación entre España y las Américas. La temporada pico de comercio era entre junio y octubre, que es también la temporada de huracanes en el Océano Atlántico. Muchos barcos, cargados de oro y joyas de España, irían rumbo al Triángulo de las Bermudas, y, ya sea nunca regresaban, o que llegaban a España gravemente mutiladas por las terribles tormentas, y la gente en los barcos afirmaba que habían sido atacados por monstruos marinos.

En realidad, muchos barcos se hundieron porque los capitanes no tenían idea de lo poderosos que podían ser los huracanes, o lo rápidos que podían desarrollarse las tormentas en esa área.



Jeanne Dixon pudiera ser demasiado vieja para tal empresa, pero debe haber muchos psíquicos más bien jóvenes, atléticos y talentosos que podrían ser convencidos a bucear y aventurarse al fondo del océano para ver qué sentimientos y mensajes telepáticos podrían ser capaces de recoger, filtrándose muy brevemente a través de estos micro agujeros de gusano de aparecen y desaparecen bajo el agua.

Mi propuesta puede parecer descabellada.

Pero yo y mis colegas de buceo estaríamos encantados de entrenar como buceadores a cualquier prospecto psíquico, y descender con ellos al fondo del océano frente a las Bahamas. Podríamos hacerlo durante el mes más frío del año en Bahamas - enero.  ¿Hay algún voluntario?

KAREN QUIÑONEZ
DERECHOS RESERVADOS

5 comentarios:

  1. A mi antes me atraía mucho ese tema, me compre varios libros y publicaciones.

    ResponderEliminar
  2. Yo tuve un tiempo dónde todo lo "paranormal" y misterioso me llamaba la atención a rabiar.
    Del triángulo lo que siempre leía era que era una zona de extrema virulencia magnética, pero luego medio que descartaron la teoría.
    Te felicito por el trabajo de investigación y dedicación que conlleva hacer un post así.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Este esun tema interesante, pero creo que va a pasar mucho tiempo para saber exactamente que pasa en esa área, si es que alguna vez se llega a algo en concreto, pero todo indica que en ese lugar existe gran actividad magnetica y por eso los controles dejan de funcionar correctanente. Buen trabajo. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Creo que es un tema interesante y podría averiguar más :)

    ResponderEliminar
  5. Siempre me interesó mucho este tema y hace tiempo me preguntaba qué onda porque en los 90 hablaban de esto todo el tiempo en los medios y actualmente casi no se oye nada...

    ResponderEliminar