Páginas vistas en total

viernes, 14 de abril de 2017

LA CIENCIA Y LA TELEVISION UNA FUSION DE PROVECHO


La enseñanza de la ciencia está enfocada a los procesos curriculares que se dan en el aula, pero dicha didáctica es reducida ya que no ahonda específicamente. Las cuatro ciencias puras como tal se muestran para los alumnos de manera muy genérica sin derivar en las aplicaciones que tienen hoy en día, es solo materia informativa que se acaba olvidando con el pasar del tiempo. Por lo cual es necesario buscar medios de divulgación  complementarios que difundan la ciencia desde el punto de vista aplicativo del hoy y sus avances. Uno de ellos es la televisión que interactúa de manera social con la gente creando un dinamismo que retroalimenta de manera más efectiva en la memoria de las personas debido a los recursos de imagen y video que se utilizan. 
 La influencia de la televisión en la formación y deformación del ser humano es algo eminente, es por eso que se crea la necesidad de utilizarla como herramienta de divulgación para que contribuyamos como divulgadores científicos en la formación integral del ser humano con contenidos televisión responsables que generen inquietud y discusión forjando así a personas inmiscuidas en la realdad social.
 A pesar de la critica que se le ha venido dando desde hace algunos años encerrada en un calificativo poco favorecedor como “caja tonta” podemos decir que ese embobamiento que logra para ciertas informaciones poco necesarias se puede utilizar para invadir con cultura y ciencia la mente de la gente, rescatando así su contexto persuasivo e incisivo en el tiempo de la gente. Desde este prisma facilitamos la absorción de conocimientos y aprendizajes necesarios para la educación general de las personas.
 Infravalorar el valor contextual de la televisión para proyectar la didáctica de las ciencias es un gran error, ya que es mucho el espacio que la gente le brinda a este medio a tal punto que representa una escuela informal para muchos, sin contar con su influencia en los comportamientos y patrones de conducta que invita adoptar. Como diría Jaman y Mc Clune en 2002 “la televisión academiza”
 En conclusión tenemos un recurso innegable adoptado a la vida de la gente y que nos puede resultar de gran ayuda para transmitir, alimentar e inquietar en el terreno de la ciencia, es primordial sumarse a la realidad actual y hacer de estas herramientas de comunicación, armas de educación.

ESCRITO POR K.Q.G
DERECHOS RESERVADOS

LA PRESENCIA DE LA CIENCIA EN LA TELEVISION ESPAÑOLA


El encuentro entre comunicación y educación se ha venido dando a lo largo de la historia, la primera es requisito necesario de la segunda, sin embargo solo hasta principios del siglo XX apareció un vínculo directo. A partir de aquí se descubre y se registra las viabilidades que nos da  los instrumentos de comunicación masiva para ser aplicados en la educación. La educación se entrelaza con la tecnología para servirse de los medios de comunicación y así llegar a más personas con sus ristra de conocimientos, la principal herramienta para difundir es el lenguaje verbo audio visual que no requiere una decodificación complicada.

La televisión ocupa un porcentaje alto en nuestra cotidianidad. Esta caja tonta tal como se la ha denominado de manera crítica, regula y ocupa nuestro tiempo libre informándonos de lo que alguien quiere que sepamos, nos crea opinión, cultura, resalta nuestros defectos y necesidades y hasta invade nuestro yo interior. No es por demás señalar que con un contexto persuasivo y con aparente inocencia, facilita conocimientos y aprendizajes de manera significativa para el trabajo en los centros educativos. 

Hoy por hoy los programas con contenido divulgativo para con la ciencia son menos del 1% de una parrilla televisiva, en España solo hay 14 programas transmitidos a la semana con este tipo de contenido y pertenecientes a la industria española, es de carácter urgente invitar a la gente a ver este tipo de contenido que ayuda a la formación y conocimiento científico.

Ahora bien, para divulgar ciencia en televisión como conocimiento educativo tiene que existir la debida cautela, puesto la ciencia y el periodismo deben describir realidades mas no recrearlas con la ayuda de la imaginación ya que estaríamos haciendo ciencia ficción y eso produce una excesiva tendencia de imágenes virtuales que provocan mitos en la sociedad.

La profesora Moreno Castro afirma que solo una parte de la ciencia está abierta a nuestro sentido de la vista por lo cual en televisión debemos acompañar la divulgación de información con lenguaje sencillo que este delicadamente separado de la opinión.

El trabajo actual de periodistas científicos y divulgativos esta honrosamente superditado a un lenguaje adecuado, en donde hay que trabajar incisivamente es en la organización y creación de los formatos audiovisuales que en muchos de los casos están editados por personas que desconocen de temas científicos. 


ESCRITO POR K.Q.G
DERECHOS RESERVADOS