Páginas vistas en total

domingo, 25 de septiembre de 2016

LA GANADERIA INTELIGENTE AYUDA A COLOMBIA A LUCHAR CONTRA EL CAMBIO CLIMATICO


En el suroeste de Colombia, en el valle del Patía (fig1), la ganadería "inteligente"  le está poniendo cara al cambio climático a través de un sistema de combinación de pastos y bosques que permitirán aumentar producción y reducir la emisión de gases tóxicos para el medio ambiente.



Fig1 Valle de Patía, Colombia, Fotografía: Santiago Salazar


El Centro de agricultura Tropical (CIAT) conjuntamente con la universidad del Cauca ha conseguido generar un sistema beneficioso para la ganadería que está combatiendo los efectos del cambio climático. El sistema consiste en aplicar el silvopastoralismo que es un método de producción que funciona a través del uso de pastos llenos de nutrientes, en extensiones de bosques. El uso de este modelo de producción también tiene como fin también reducir la deforestación y las emisiones de gas metano.

Jorge Ramales ganadero de la región del Cauca indica que cada vaca ha duplicado en producción de leche y que la salida al matadero se ha acelerado a raíz de la utilización de este sistema, consiguiendo que el ganado vaya cada 2 años. 


                              Fig2 Vacas,  fotografía Santiago Carvajal



Como si de un juego de domino se tratará esto afecta al nivel de vida escolar que los ganaderos pueden brindar a sus hijos, con la producción de la última cosecha mas 20 productores han podido enviar a sus hijos a la universidad.

El pasto, el heno y el pienso utilizado que brinda este sistema está siendo utilizado en casi 200 productores que han conseguido aumentar sus ganancias y a su vez reducir  el impacto de la ganadería en el cambio climático.

Una de las fincas del sector (fig3) abrió las puertas de sus parcelas para evidenciar la implementación de este sistema en la división de seis parcelas y la rotación de los animales par el pastoreo cada cinco días.

Detallando las dos parcelas más importantes en las que se evidencia los beneficios para el medioambiente y el ser humano vemos que en la primera parcela se planta brachiaria, un pasto nativo de África, que es más sustancioso y permisivo a sequías que otras variedades locales. Los principales beneficios del mismo es que disminuye la erosión, facilitando el consumo de los animales con lo cual el ganado emite menos metano por kilo de alimento que produce. 

Y en la segunda parcela se observa que se ha cultivado canavalia, una leguminosa que establece nitrógeno atmosférico en el suelo desarrollando más fertilidad y disminuyendo  la utilización de de fertilizantes.


Fig3, Hacienda El guasimo

Los investigadores del CIAT prueban y desarrollan nuevos pastos y henos que se puedan insertar al sistema de rotación de parcelas. Por su parte los investigadores de la Universidad del Cauca buscan reconocer qué factores han impedido en el pasado implantar el silvopastoralismo, dentro de los primeros estaría la falta de títulos de tierra, que dificulta el acceso a créditos para obtención de semilla.

Sin embargo el gobierno colombiano ante la excelente acogida de este sistema busca para el próximo año introducirlo en seis millones de hectáreas más. Según Peter Laderach, investigador del CIAT, el silvopastoralismo puede ser un elemento crucial para ayudar a los agricultores del trópico a aumentar la producción avanzando al mismo tiempo en mitigación y adaptación al cambio climático. 


DERECHOS RESERVADOS
K.Q.G

No hay comentarios:

Publicar un comentario