Páginas vistas en total

lunes, 26 de diciembre de 2016

LA CAPACIDAD FUNCIONAL DEL CEREBRO





El cerebro controla todos los aspectos de la vida, a medida de que el ser humano ha evolucionado el cerebro ha duplicado su tamaño, pesa solo 1,5 kilogramos pero consume el 20 % de todo el combustible que entra a nuestro cuerpo y genera la suficiente energía capaz de mantener encendido un bombillo, es similar a una casa vieja a la que vamos añadiendo habitaciones, escaleras y conexiones.







En 1997 la computadora IBM Deep Blue le ganó al campeón mundial de ajedrez Garry Kasparov en un partido de seis juegos, siendo que tres de estos fueron empate, aun a pesar de este experimento es necesario precisar que nuestro cerebro es un CPU de 16.8 mil GHZ (ilustración 1)  que cuenta con una capacidad indefinida de almacenamiento en la memoria interna sin tomar en cuenta que los  conocimientos van aumentando paulatinamente a lo largo de la vida.



Nacemos con la concepción de que solo utilizamos una parte mínima de nuestro cerebro que se reduce al 10%, dicha creencia es descabellada porque no es posible elegir el porcentaje de uso del cerebro ya que este obedece a las conexiones que tiene con el resto del cuerpo. Por ejemplo un hombre que ve una hamburguesa recién hecha cuando lleva cerca de 10 horas sin comer, de manera casi instantánea tiene todo el cerebro iluminado en alerta a comerse ese alimento.



Frente al uso, esta la capacidad,  el cerebro humano posee cerca de 1 mil millones de neuronas, cada una de estas forma por lo menos, mil conexiones con otras neuronas, totalizando más de 1 billón de conexiones. Si cada uno de estas neuronas solo pudiera almacenar una memoria o información, tendríamos problema de espacio “en disco”. La combinación de las neuronas hace que cada individuo pueda acumular muchos datos al mismo tiempo, aumentando así la capacidad de almacenamiento cerebral a aproximadamente 2,5 petabytes (1 millón de gigabytes).
Con lo cual si el cerebro  estaría capacitado para grabar series, almacenaría 3 millones de horas de videos, y la televisión necesariamente tendría que estar conectada por 300 años para completar todo el espacio libre.



Una vez que se tiene claro que el uso depende de los intereses del ser humano y que la capacidad del cerebro es infinita es gratificante matar el bulo de que solo se utiliza el 10% del cerebro.




La nuez como fruto seco  alberga una serie de partes comprimidas en una corteza, análogamente el cerebro humano (Ilustración 2) también lo hace al ser una maquinaria compleja que contiene millones de neuronas funcionando como procesadores elementales con conexiones entre ellas, que tienen idéntica capacidad en bits.




El numero de neuronas que hay en el cerebro es mayor al número de estrellas que se estima que hay en la Vía Láctea (1011) y equivale a unos 20 millones de libros de 500 páginas,  ósea la suma de todos los textos actualmente contenidos en todas las bibliotecas de la Tierra.  



















La computadora de mayor capacidad de almacenamiento de información del mundo es el cerebro puede contener hasta 280 trillones de Bytes. La unidad anatómica y funcional del cerebro es la neurona que cumple la función de célula del sistema nervioso.







El cerebro es  la porción más desarrollada del encéfalo. Al igual que la tierra está dividido en dos mitades, llamadas hemisferios cerebrales, uno derecho y otro izquierdo.              



Según Robert Birge, de la Universidad de Siracusa, el cerebro humano (ilustración 3)es capaz de guardar de 1 a 10 terabytes de informaciones, siendo que 3 terabytes sería la media más común. Esta comparativa fue realizada en 1996 y se usó como base la cuenta de neuronas, asumiendo que cada uno de estas fuera capaz de almacenar 1 bit.

Una década de estudios pasó y la respuesta cambió. Según el profesor de psicología Paul Reber de la revista Scientifican American, a pesar de que el  cerebro posea, probablemente, un límite de almacenamiento, es lo suficientemente grande para no tener problemas de capacidad.  Como vemos la capacidad cerebral es infinita por lo tanto el porcentaje que usamos depende de los estímulos que tengamos conectados hacia los circuitos cerebrales.








 Él dedico sus estudios a explotar el avance de las tecnologías basadas en la informática para poder manipularla y de esta manera mejorar los procesos individuales y de grupo.
Incrementar la capacidad y la habilidad del hombre para poder tener un mejor entendimiento a situaciones con problemas complejos, y  adaptarse a sus necesidades para solucionar los problemas era uno de sus cometidos como científico.



Llegados al siglo veintiuno las drogas experimentales recientes prometen agudizar los sentidos, aunque en algunos casos su eficacia y seguridad todavía se mantienen en duda. En un estudio cuyos resultados fueron publicados en un ejemplar de la revista Science de 2004, los investigadores utilizaron una droga con anfetamina para realzar el sentido del tacto en los participantes y medir sus efectos al clavar levemente agujas en sus dedos. Los investigadores creen que los resultados pueden ayudar a las víctimas de derrames que perdieron la sensibilidad en las extremidades. Esta es una prueba de alcance, de lo que las drogas podrían hacer con los sentidos desde reactivarlos hasta amplificarlos mediante la estimulación del cerebro.




1 comentario: