Páginas vistas en total

viernes, 14 de abril de 2017

LA CIENCIA Y LA TELEVISION UNA FUSION DE PROVECHO


La enseñanza de la ciencia está enfocada a los procesos curriculares que se dan en el aula, pero dicha didáctica es reducida ya que no ahonda específicamente. Las cuatro ciencias puras como tal se muestran para los alumnos de manera muy genérica sin derivar en las aplicaciones que tienen hoy en día, es solo materia informativa que se acaba olvidando con el pasar del tiempo. Por lo cual es necesario buscar medios de divulgación  complementarios que difundan la ciencia desde el punto de vista aplicativo del hoy y sus avances. Uno de ellos es la televisión que interactúa de manera social con la gente creando un dinamismo que retroalimenta de manera más efectiva en la memoria de las personas debido a los recursos de imagen y video que se utilizan. 
 La influencia de la televisión en la formación y deformación del ser humano es algo eminente, es por eso que se crea la necesidad de utilizarla como herramienta de divulgación para que contribuyamos como divulgadores científicos en la formación integral del ser humano con contenidos televisión responsables que generen inquietud y discusión forjando así a personas inmiscuidas en la realdad social.
 A pesar de la critica que se le ha venido dando desde hace algunos años encerrada en un calificativo poco favorecedor como “caja tonta” podemos decir que ese embobamiento que logra para ciertas informaciones poco necesarias se puede utilizar para invadir con cultura y ciencia la mente de la gente, rescatando así su contexto persuasivo e incisivo en el tiempo de la gente. Desde este prisma facilitamos la absorción de conocimientos y aprendizajes necesarios para la educación general de las personas.
 Infravalorar el valor contextual de la televisión para proyectar la didáctica de las ciencias es un gran error, ya que es mucho el espacio que la gente le brinda a este medio a tal punto que representa una escuela informal para muchos, sin contar con su influencia en los comportamientos y patrones de conducta que invita adoptar. Como diría Jaman y Mc Clune en 2002 “la televisión academiza”
 En conclusión tenemos un recurso innegable adoptado a la vida de la gente y que nos puede resultar de gran ayuda para transmitir, alimentar e inquietar en el terreno de la ciencia, es primordial sumarse a la realidad actual y hacer de estas herramientas de comunicación, armas de educación.

ESCRITO POR K.Q.G
DERECHOS RESERVADOS

2 comentarios:

  1. Buenas. Hacía tiempo que no venía por aquí.

    Muy difícil en mi opinión que un recurso tan inundado por intereses empresariales sirva para difundir ningún tipo de conocimiento util.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Pues yo he aprendido muchas cosas con la tele!

    ResponderEliminar