Páginas vistas en total

martes, 4 de noviembre de 2014

LOS HUEVOS DE ORO PARA LA SALUD AHORA SON AZULES




A 140 kilómetros de Quito se encuentra la Abundancia un pueblo perteneciente a Puerto Quito y en el que sus cascadas, esteros, ríos son su carta de presentación, la población que vive por esa zona se dedica al campo y entre sus tareas esta la crianza de gallinas de corral que a la vez son ponedoras de huevos pero no de cualquier clase de huevos, sino de huevos azules que en un principio son propios de la raza araucana y mapuche.
Estos campesinos tiene la suerte de comer huevos azules  ya sea sancochados al fuego de un asadero, o tibios o en tortilla. Su característica principal es el color verde azulado  de su cascara, que se debe a una mutación que afecto a la raza Mapuche y luego a la Araucana, este proceso tuvo una duración de 200 a 500 años aproximadamente.
Según un estudio hecho por científicos británicos de la Universidad de Nothingam,  el retrovirus que portan estas gallinas es inofensivo para los pollos domésticos pero si es responsable del cambio en la composición química que le da a la cáscara del huevo un color azulado que proviene de la aglomeración de la bilis llamada biliverdina que se encuentra alojada en el útero de las gallinas.
Las yemas de estos huevos son de mayor tamaño y su cascara es más dura lo que contribuye a que se conserven por más tiempo. Y por si esto fuera poco, tiene un bajo contenido de colesterol.
La primera gallina portadora de huevos azules fue vista por primera vez en Chile por Salvador Castello, avicultor, quien la describió como una raza que “da huevos de color azul o azul-verdoso, no tiene cola y tiene a ambos lados de la cabeza, a la altura del oído, dos tufos o borlas de pluma que le dan el aspecto de llevar pendientes” 

Escrito por K.Q.G
Derechos Resercados

5 comentarios:

  1. No conocía esta historia la verdad. Interesante.

    ResponderEliminar
  2. Me ha parecido muy interesante ^_^
    ¡Besos y a seguir escribiendo!
    El blog de Suxa

    ResponderEliminar
  3. que curioso¡¡¡¡¡¡ no los conocia¡¡¡ muy buena entrada¡ un beso te sigo¡¡

    ResponderEliminar